Continúan los ataques por parte de Paramilitares a puestos de la Guardia Nacional Venezolana


Tcnel. Javier Parra López, comandante del 251 Batallón de Infantería
Tcnel. Javier Parra López, comandante del 251 Batallón de Infantería

La Guerra entre grupos al margen de la ley y la Guardia Nacional Venezolana continúa por el control del territorio. Y es que en horas de la tarde de este miércoles, un grupo paramilitar atacó a tiros al puesto fronterizo La Mulata, de la Tercera Compañía del Destacamento 212 de la Guardia Nacional Bolivariana, en el municipio «Pedro María Ureña», del estado Táchira, así lo hizo saber la Periodista Sebastiana Barraez en publicación realizada.

La reconocida periodista informó a través de medios digitales que "Es la tercera vez en el último año en que ese puesto militar ha sido atacado por grupos paramilitares porque es por ese lugar por donde más contrabando está pasando, ya que hay menos control del lado colombiano, lo que permite que los contrabandistas tomen esa vía y pasen por La Mulata".

Al mismo tiempo, hizo referencia que desde Ureña y hasta La Mulata se llega en unos diez minutos. El río está pegado a la carretera del lado venezolano y el puesto militar está ahí mismo, junto al río. Los contrabandistas han mantenido un negocio constante con los militares para que les permitan el paso de la mercancía.

Informó a su vez que este miércoles, los militares habían recibido la queja de los paramilitares que controlan el negocio del contrabando por esa ruta, porque estaban haciendo un cobro elevado de vacuna (soborno). Los ánimos se caldearon y los irregulares atacaron el puesto militar.

Barraez informó que el sargento William Alberto Contreras, adscrito al Segundo Pelotón Puesto Fronterizo, La Mulata, fue quien informó a sus superiores en San Cristóbal que estaban siendo atacados por un grupo armado, por lo que la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) se activó y enviaron a un Oficial subalterno con 30 hombres de la Tropa Profesional, que al mando del capitán Juan Francisco Hernández Gil llegaron hasta La Mulata para reforzar a los funcionarios militares que estaban siendo atacados. Poco después, los paramilitares, al darse cuenta de que llegaron refuerzos, se retiraron del lugar.

La reconocida periodista indicó que en el ataque resultaron dos efectivos militares heridos: el teniente Luis Ramos con herida abierta por esquirla en el brazo izquierdo y el S1 Darwin Armas Crespo con herida abierta en el cráneo por roce de proyectil. Los dos militares están adscritos a la 62 Brigada de Ingenieros de Combate.

Como nota curiosa los irregulares no tuvieron ninguna baja, pero los militares quisieron hacer creer que dos personas que murieron por el cruce del fuego, eran paramilitares. Uno de ellos, Franklin Geovany Velazco Chacón, de 39 años y con cédula venezolana, solo fue víctima colateral del enfrentamiento, porque estaba pasando por el río en el momento en que ocurría el tiroteo. Igual sucedió con un maletero de quien no se tienen mayores datos.

Al lugar de los hechos llegó posteriormente el Tcnel. Javier Parra López, comandante del 251 Batallón de Infantería con cuatro Oficiales Subalternos, 26 efectivos de Tropa Profesional y 30 efectivos de Tropa Alistada, así como también se presentó el Tcnel. Franklin Rivero Bayone, Comandante del D- 212, con un Oficial superior y 12 efectivos de Tropa Profesional.

por: Latinos For Freedom / Cortesía: Periodista Sebastiana Barraez