Dictadura sepulta a Acosta Arévalo sin consentimiento de sus familiares

Lápida del C/F Rafael Acosta Arévalo / Imagen Cortesía
Lápida del C/F Rafael Acosta Arévalo / Imagen Cortesía

Caracas / El cuerpo del capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo, asesinado por el régimen hace 12 días cuando se encontraba en prisión y bajo custodia de los esbirros de Nicolás Maduro, fue sepultado este miércoles por orden de un tribunal de Caracas, informó el abogado de la familia, Alonso Medina Roa.

Tras la presión ejercida desde la familia, la Asamblea Nacional (AN) y distintas organizaciones defensoras de los derechos humanos, la mañana de este miércoles se realizó el reconocimiento del cadáver y se procedió a la inhumación , aseveró Medina Roa.

El abogado destacó que por decisión del Tribunal 36 de control a cargo de la Juez Norelys León, se acordó lo que se llama una «inhumación controlada».

El accesos a la Morgue de Bello Monte, donde se encontraba el cuerpo, fueron cerrados desde temprano por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), de igual manera el ingreso al Cementerio del Este, cementerio privado ubicado al este de Caracas.

El acceso para los medios de comunicación al cementerio fue negado por funcionarios adeptos al dictador Maduro, quienes fungen como brazo policial ejecutor de violaciones de DDHH, cuya disolución inmediata fue recomendada en el reciente informe de derechos humanos de Naciones Unidas sobre Venezuela.

Vídeo cortesía El Pitazo

La viuda de Acosta Arévalo, Waleswka Pérez, denunció que la Morgue de Bello Monte, adscrita al Ministerio de Interior y Justicia, habría incurrido en «procedimiento ilegal» al procesar la «entrega controlada del cuerpo».

«Yo no he solicitado ningún servicio fúnebre de esa empresa», afirmó la viuda de Acosta Arévalo, al tiempo que comparó este procedimiento con el que ocurrió a principios de 2018 con la muerte de otro opositor a Maduro, el expolicía Óscar Pérez.

por: Periodista Juan Carlos Moros / Corresponsal en Colombia de Latinos For Freedom