¿Por qué se fue de Venezuela la comisión de DDHH de la ONU? 

Muy complicado ha sido para la Comisionada de DDHH de la ONU Michelle Bachelet el caso venezolano. Atacada con dureza por los sectores que polarizan en el país. Por una parte, maduristas que usurpan el poder quienes la señalaron de mentir en el informe; por otra parte hay grupos opositores que la acusan de blandengue y comunista.

Pero sin lugar a duda la Alta Comisionada no se ha dejado intimidar por las críticas e instaló una comisión de dos técnicos para que continúen el trabajo de su oficina, indicando en aquél momento "Me iré de Caracas esta noche, pero se quedará una presencia de mi oficina en el país por primera vez", luego de tres días de estar en Venezuela.

De esta manera se quedaron en el país petrolero los oficiales Carlos de la Torre y Sara Nuero Escobar, quienes trabajarían provisionalmente en la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en Caracas.

La Comisionada Bachelet de forma muy prudente aseguró que el Gobierno de Maduro aceptó que su equipo ingrese y tenga "acceso pleno a los centros de detención para poder monitorear las condiciones de detención y hablar confidencialmente con los privados de libertad".

Y para asombro de muchos y no tanto para algunos otros, paradójicamente la Alta Comisionada no se había subido al avión cuando funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) o uno de los brazos armados del Gobierno Genocida del Dictador Maduro, estaban deteniendo y torturando a un grupo de militares, entre quienes se encontraba el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien días después fue llevado al Tribunal Militar, gravemente torturado, quién a las pocas horas de su presentación, murió en una de las barracas de este cuerpo policial.

En este caso, como en el de muchos otros más, no hubo una explicación creíble y seria por parte del Gobierno Usurpador, ni siquiera una investigación con la que el Ministerio Público realmente buscara hacer justicia, sino que en la DGCIM se mofaran de los funcionarios que dejó la Alta Comisionada Bachelet y jamás les permitieron acceso a los diabólicos sótanos.

Al publicar el demoledor Informe, que hizo de inmediato la Alta Comisionada, la situación de la comisión pasó a ser de ignorada a señalada. Ya era del conocimiento público que existía la posibilidad de que De La Torre y Nuero Escobar podrían ser expulsados del país.

Hasta el momento Michelle Bachelet no ha informado que ocurrió con sus delegados, los cuales intentaron acceder a los diferentes centros penitenciarios, donde evidentemente se violan los DDHH en Venezuela. La interrogante que se hacen en diferentes sectores del país, ¿Por qué ya no están en el territorio nacional?, la respuesta más simple y absurda es que uno salió de vacaciones y otro por asuntos personales, abandonaron la misión.

Desconocemos si existe alguna estrategia creíble por parte de la Alta Comisionada Bachelet que permita dar respuesta a las constantes violaciones a los DDHH en Venezuela, ignorando el motivo de la salida de los funcionarios que recibían ordenes explicitas de la misma, se cree que la presión ejercida y los obstáculos por parte del Usurpador y especialmente de los cuerpos de seguridad, es la causa creíble de la ausencia de estos.

Claro está y corroborado por familiares de las víctimas, es que en la oficina de Bachelet en Venezuela ya no están sus representantes.

por: Latinos For Freedom